Skip to main content

      Previous Page

      5 estrategias para el aprendizaje mejorado por la tecnología

      Para 2025, los estudiantes que ingresen a los campus universitarios serán nativos móviles, es decir, nacidos después de que el primer iPhone llegara al mercado. El aprendizaje basado en la tecnología no es solo una buena práctica, es esencial para la supervivencia y la relevancia de las instituciones de educación superior.

      Nuestra investigación global dice que adoptar la tecnología educativa es fundamental para mantener la participación de los estudiantes. Pero digitalizar el status quo no será suficiente. ¿Cómo pueden los profesores aprovechar continuamente la tecnología para transformar la pedagogía y hacerla más atractiva, innovadora e inclusiva? Estas cinco estrategias ofrecen la ayuda que necesitan.

      1. Digital como modelo

      La pandemia obligó a realizar cursos en línea por necesidad. Ahora el aprendizaje digital es la expectativa, independientemente de la modalidad. Incluso si los cursos son presenciales, todo el contenido y la comunicación deben entregarse en línea a través de un LMS para que los estudiantes accedan desde cualquier lugar y en cualquier momento.

      2. Piense primero en los dispositivos móviles

      Las diferencias socioeconómicas impactan en la participación y accesibilidad de los alumnos. Optimizar los cursos para una experiencia en dispositivos móviles puede ayudar a resolver este problema, ya que investigaciones muestran que los teléfonos móviles, aunque no sean de alta gama,  son la principal herramienta tecnológica utilizada en todos los niveles de ingresos.

      3. Prioriza la conexión sobre el contenido

      Crear experiencias interactivas y significativas entre profesores y estudiantes y conectar a los estudiantes entre sí será fundamental para la participación continua de los estudiantes en cursos híbridos y remotos.

      4. Innova con los entornos de aprendizaje HyFlex

      Los entornos HyFlex están centrados en el estudiante y brindan acceso equitativo al contenido. Dar a los estudiantes la opción de cambiar entre modalidades según sus necesidades de aprendizaje y ubicación amplía la participación y reduce las barreras para la inscripción de estudiantes.

      5. Amplía los recursos de salud mental

      El bienestar psicológico es un factor importante en el éxito de los estudiantes en todas las regiones. Las instituciones pueden aprovechar la tecnología para ampliar y acercar a los estudiantes el acceso a los recursos de salud mental, incluido el asesoramiento virtual, la capacitación del personal de salud mental y las aplicaciones de salud mental para los estudiantes.

      El uso de la tecnología en todos los ecosistemas de aprendizaje es fundamental para mantener la participación de los estudiantes. Lea más insights sobre lo que los estudiantes de todo el mundo clasifican como factores principales en su éxito y compromiso.