Skip to main content

      Previous Page

      El aprendizaje virtual desarrolla habilidades para toda la vida

      Cómo el aprendizaje virtual está permitiendo el desarrollo de habilidades para toda la vida

      En persona o en línea, presencial o virtual. Las modalidades de educación mutuamente excluyentes son cosa del pasado. El aprendizaje para la vida es la nueva realidad para las instituciones de educación superior.

      “Estamos entrando en una era con un ciclo de aprendizaje de seis décadas en lugar de cuatro años”, dice la Doctora Judy Olian, presidenta de la Universidad de Quinnipiac, en Connecticut, Estados Unidos.

      En Quinnipiac, las edades de los estudiantes oscilan entre los 19 y los 68 años y el aprendizaje en línea era la norma incluso antes de la pandemia. “Para nosotros pensar que la gente tiene que venir físicamente para hacer estas cosas es solo un sueño”, dijo.

      Olian fue una de las cuatro oradoras en el reciente seminario web de US News and World Report, “Cómo el aprendizaje virtual está permitiendo el desarrollo de habilidades para toda la vida”. Los oradores de las principales universidades en línea, Quinnipiac, University of Florida y California Virtual Campus, compartieron las mejores prácticas para la transición de los campus de un modelo de cuatro años a un modelo de aprendizaje para toda la vida. 

      5 cosas que debes hacer para empezar la transición hacia un modelo de aprendizaje para toda la vida

      Repensar el estudiante tradicional

      La experiencia universitaria ya no está reservada solo para el estudiante local por un período de cuatro años. Los estudiantes de todas las edades, pasantías y ubicaciones necesitan capacitación continua para tener éxito en un lugar de trabajo moderno. El aprendizaje en línea, para estudiantes dentro y fuera del campus, lo permite.

      Marina Aminy, directora ejecutiva del California Virtual Campus, dijo que el aprendizaje en línea ha ayudado a su institución a expandir exponencialmente su alcance. Su innovador intercambio CVC, impulsado por Canvas LMS, es una herramienta de inscripción cruzada que permite a los estudiantes de California Community College inscribirse en cualquier curso en línea en otro campus. “Lleva a los estudiantes de una o dos opciones de cursos a 100,000”, dijo Aminy. 

      Hacer asociaciones con los empleadores para la reconversión laboral

      Estar preparado para la carrera no es un concepto que solo deba aplicarse al primer trabajo de un estudiante de posgrado. Este concepto debe incluir a los estudiantes adultos que califican y recalifican para competir en un mercado en constante cambio.
      Olian instó a las instituciones a ir más allá de los muros de la educación superior para determinar cuáles son las demandas de aprendizaje del mercado laboral. “Mira hacia afuera en lugar de hacia adentro para definir las ofertas de cursos y certificados”, dijo.

      Los oradores ofrecieron ejemplos de cómo sus instituciones se están asociando con los empleadores para mejorar las habilidades y la fuerza laboral:

      La nueva asociación de Quinnipiac University con Hartford HealthCare crea rutas de la universidad a la carrera y fomenta el aprendizaje permanente para los empleados actuales. 

      La nueva asociación de la Universidad de Florida con Amazon cubre las mensualidades y las tarifas de uno de los 25 títulos de licenciatura de UF a través de UF Online.

      California Virtual Campus ha desarrollado 80 programas de Educación Técnica y Profesional (CTE) completamente en línea. 

      La asociación de Utah State University con Northrop Grumman permite a los empleados convertir su vocación en un título.

      Las instituciones quieren atraer estudiantes y los empresarios quieren formar a sus trabajadores,  es una buena solución para ambas partes. Pero solo un modelo robusto de aprendizaje virtual lo hace posible.

      Personalizar la experiencia virtual con un número reducido de alumnos por tutor

      Un enfoque único para el aprendizaje virtual es imposible, según la Doctora Evangeline Tsibris Cummings, vicedecana y directora de la Universidad de Florida en línea.

      Para atender a una población estudiantil de edades entre los 12 y los 75 años, UF Online ha invertido en un grupo de asesores académicos. Este número reducido de estudiantes por asesor garantiza que los estudiantes se sientan conectados con el campus y brinda a UF información valiosa sobre la experiencia del estudiante.

      Cummings dice que, para una gran institución como la Universidad de Florida, conectar a un estudiante con un amigo es invaluable para personalizar una experiencia virtual y ayudar a la UF a retener a los estudiantes.

      Garantizar la calidad del curso en línea con la revisión por pares

      Aminy animó a las instituciones a crear sus propios procesos locales para garantizar la calidad de los cursos en línea.

      Con el respaldo de Peer Online Course Review (POCR) de CVC como guía, los maestros revisan los cursos para la presentación, interacción y evaluación del contenido. Además, la revisión determina si se cumplen los requisitos de accesibilidad.

      Aminy dijo que los campus pueden usar el respaldo de CVC como un guión para diseñar nuevos cursos en línea, mejorar los cursos existentes o como base para establecer su propio proceso de revisión local.

      Usar los datos para la diversidad

      Cummings dijo que la prevalencia del aprendizaje en línea presenta un momento increíble para que las universidades e instituciones de educación superior no solo cambien de dirección y sean más competitivas, sino también más receptivas a los estudiantes no tradicionales.

      “La accesibilidad, la flexibilidad y la naturaleza multidireccional del aprendizaje en línea deben estar intrínsecamente vinculadas a su enfoque en la diversidad y la equidad”, dijo Cummings.

      El uso de datos es un paso clave para lograr los objetivos de diversidad. Aminy dijo que las instituciones a menudo hacen suposiciones sobre lo que necesitan los estudiantes. Esta “paternidad” que requiere requisitos previos puede, por ejemplo, afectar las metas educativas de los estudiantes.

      Se deben seguir los datos para determinar si un curso en línea está diseñado para obtener buenos resultados para los estudiantes. Hacerse preguntas como: ¿Cuántos estudiantes están aprobando este curso? ¿Hay retención? ¿Las políticas de requisitos previos están afectando desproporcionadamente a ciertas minorías? ¿Están los estudiantes que trabajan abandonando un modo particular de aprendizaje y por qué?

      Los oradores predijeron que dentro de diez años veremos una experiencia de educación superior aún más fluida y personalizada. Para seguir siendo relevantes, las instituciones deben adoptar el aprendizaje en línea más allá de lo que implicó cubrir las necesidades que impuso la pandemia y asumirlo como una nueva realidad. 

      Conoce lo que opinan nuestros expertos sobre el futuro de la educación superior después de Covid.