Skip to main content

      Previous Page

      Cómo crear una cultura de datos sólida en tu universidad

      Las universidades están nadando en datos. Pero ¿cómo pueden usar estos datos para estimular el aumento de alumnos matriculados, una mayor retención y satisfacción y mejores resultados de los estudiantes?

      Desde las tendencias generales de inscripción hasta las estadísticas de evaluación en tiempo real, la recopilación de datos les permite a las instituciones educativas utilizar análisis predictivos para tomar decisiones informadas. A medida que la educación superior continúa evolucionando, los directivos y administradores necesitan tener la seguridad de que estas decisiones se basan en evidencia, no en la teoría.

      La mejor forma de empezar, es creando en la institución una cultura basada en datos.

      5 formas de construir una cultura de datos sólida en tu universidad

      Define una visión

      Una cultura de datos sólida comienza con una visión clara de los administradores y directivos. La responsabilidad recae en el liderazgo para comunicar el compromiso de toda la institución con la toma de decisiones basada en datos. Los administradores deben definir claramente el propósito de la recopilación y el análisis de datos, modelar normas para conversaciones y reuniones basadas en datos y establecer una cultura de colaboración.

      Establece metas claras

      De la misma manera que los profesores se preguntan, “¿qué quiero que aprendan mis alumnos?” Antes de planificar los cursos, los administradores también deben mapear las dudas y preguntarse: “¿Cuáles son los datos más importantes que necesitamos para responder esta pregunta o resolver este problema?” 

      Cuando los objetivos de datos son claros, las soluciones también se hacen más claras. Hacer estas preguntas ayudará a la universidad a separar lo que realmente no necesita al decidir qué datos rastrear y usar.

      Centraliza los datos 

      El acceso a los datos no debe limitarse a la administración. Facilita el acceso y el análisis de datos en una ubicación centralizada. Al empoderar a los docentes con acceso a los datos, ellos pueden tomar decisiones a nivel micro para mejorar la creación de cursos y los resultados de los estudiantes. Estas decisiones aparentemente pequeñas pueden conducir a cambios más grandes para una universidad: si el profesorado sabe qué estrategias de enseñanza conducen a una mayor satisfacción, se puede mejorar la retención en general. Una ubicación central para el análisis de datos enfatiza una cultura de toma de decisiones basada en datos en toda la institución.

      Demuestra el impacto de los datos

      Destaca regularmente el impacto de las decisiones basadas en datos para todos los profesores. Usa un formato de estudio de caso (problema, solución, impacto) para inspirar a todos los departamentos a usar los datos para mejorar la satisfacción de los estudiantes y los resultados del aprendizaje. Anima a los departamentos a compartir y colaborar en el seguimiento de mejores prácticas para cada análisis de datos.

      Comprométete con el rigor de la privacidad y la seguridad

      Las inversiones en iniciativas de recopilación y análisis de datos deben ir acompañadas de inversiones en privacidad y seguridad de datos. Sigue las mejores prácticas para la seguridad de los datos. Destaca las políticas de privacidad y sé sincero sobre la forma en que se utilizan los datos.

      Para obtener detalles sobre el compromiso de Instructure con la privacidad y la seguridad de los datos, da clic aquí.